Alerta Santa Cruz, ¡Nuestras fuentes de agua se encuentran en peligro!

85

Hace un poco más de un año, durante el paro cívico entre los meses de octubre y noviembre de 2022, en Santa Cruz, se desarrolló un masivo avasallamiento a una zona vital para la ciudad de Santa Cruz y todos sus habitantes: “La Zona de Infiltración Sur para la Recarga de los Acuíferos Profundos (Palmasola – Parque Regional Lomas de Arena), desde donde la ciudad de Santa Cruz se abastece de agua para nuestro consumo y nuestras cooperativas de agua a través de sus pozos perforados y sus sistemas de tratamiento y distribución, llevan este líquido fundamental para la vida hasta nuestros hogares.

Las denuncias de estos hechos fueron realizadas por diferentes medios y solo después de varias semanas de ocupación (más de un mes), el accionar de la ciudadanía y varios héroes cruceños que arriesgaron su vida por recuperar estos espacios, se logró sea aprobada por parte de la Gobernación de Santa Cruz, una PAUSA AMBIENTAL ADMINISTRATIVA (Diciembre de 2022), la misma que reconocía la importancia de estos espacios naturales y determinaba el desalojo de estos asentamientos irregulares e ilegales.

Esto llevó y obligó a la Fiscalía Departamental y la Policía del Departamento de Santa Cruz a actuar de acuerdo a ley, procediendo al desalojo de esta zona, sensible ambientalmente.

Desde la aprobación de dicha Pausa Administrativa Ambiental, se determinó que durante un año, cualquier actividad, debía ser suspendida dentro del polígono determinado, para que el personal especializado en Gestión Ambiental de la Gobernación de Santa Cruz, proceda a evaluar los daños causados, establecer programas de mitigación, recuperación  y remediación de los impactos  provocados y lo más importante: abrir procesos a los infractores así como determinar el resarcimiento de daños y perjuicios por las acciones de avasalladores y otros actores que habían liderizado, promovido y  alterado áreas de preservación ambiental procediendo a promover la ocupación de dichos lugares, con la finalidad de establecer urbanizaciones ilegales y sin aprobación por parte de autoridad competente.

Lamentablemente pasó un año y se cumplió el tiempo establecido en dicha pausa, sin ninguna respuesta efectiva por parte de la GOBERNACIÓN DE SANTA CRUZ, por el contrario, se continuó en la zona con actividades y obras, incrementando los daños causados antes y durante el período de los avasallamientos.

Al cumplirse el tiempo establecido para la Pausa Ambiental Administrativa, se hizo la representación y requerimiento ante  la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz, la misma que emitió una resolución de ampliación de dicha pausa ambiental por seis meses calendario, de los cuales a la fecha han transcurrido  cuatro meses, donde se observa muchos daños provocados de forma permanente y sistemática y a pesar de denunciar permanentemente los mismos, existe un silencio e indiferencia por parte de las instancias departamentales y regionales (GOBERNACIÓN Y MUNICIPIOS), que deberían hacer un seguimiento de la participación ilegal e irregular y  exigir la reparación de los daños causados por particulares, como así también por el MUNICIPIO DE SANTA CRUZ DE LA SIERRA, y EL MUNICIPIO DE LA GUARDIA. Y de esta manera responder de acuerdo a sus competencias y funciones. Donde lo más delicado es LA OBLIGACIÓN INSTITUCIONAL de preservar y garantizar la integridad y el futuro de nuestra ciudad de Santa Cruz de la Sierra y poblaciones aledañas, considerando principalmente a sus pobladores.

A fines del 2023, la GIZ (Cooperación Alemana), hizo la presentación oficial del informe, que llevó varios años de registro y documentación y contó con la participación de científicos de renombre internacional, llegando a conclusiones en base al mencionado estudio, enviando muestras hacia laboratorios del exterior para interpretar la firma isotópica del agua que se consume en Santa Cruz. Dicho informe fue presentado bajo la siguiente denominación; “DETERMINACIÓN DEL ORIGEN Y LA DINÁMICA DEL AGUA SUBTERRÁNEA EN LA REGIÓN METROPOLITANA DE SANTA CRUZ UTILIZANDO ISÓTOPOS AMBIENTALES: GIZ 2023”, este estudio determina una zona preferencial de infiltración para alimentar los acuíferos desde donde la ciudad de Santa Cruz consume su agua. El cual fue mostrado en un polígono (ver polígono azul: fotos 8 y 9 ), donde el registro isotópico brindó datos que el agua se infiltra en una zona aledaña a la urbe cruceña y dicha agua no tiene una edad superior a 60 años,  con lo que se confirma que el agua se infiltra en su mayoría por escorrentías superficiales alimentadas por las lluvias periódicas, recargando los lugares desde donde nuestras cooperativas acceden a este líquido elemento.

Esto nos ubica en un lugar, donde a través de los últimos años con la RED BIODIVERSIDAD hemos insistido hasta el cansancio para despertar el interés de autoridades y la población en general para su preservación.: “El Parque Regional Lomas de Arenas”,  el río Piraí, las líneas de lagunas del corredor hidrológico dentro de la línea de conectividad entre la UCPN Güendá Urubó y el mencionado parque, así como la zona conocida con la denominación de “La Pampa del Cuyabo”, ubicada entre el Río Moreno y el Río Chaaco al norte en el sector entre El Urubó, Porongo, Las Cruces y Terebinto.

Si pueden recordar quienes han seguido nuestras publicaciones durante estos años, todos los sismos ocurridos en los últimos años, aledaños a nuestra ciudad, se han desarrollado en su mayor parte en dicho corredor, “FISURA VOLCÁNICA EL PALMAR”, como hemos denominado esta franja en nuestra teoría propuesta en 2017 (“EPIROGÉNESIS SUDAMERICANA” La Formación del Cono Tectónico Continental en Sudamérica”. Autor: Damián Vaca Céspedes: 2017).

Con ello tenemos las condiciones para justificar con innumerables evidencias la importancia del sector por sus características geológicas particulares y esto debería despertar el interés de nuestros “académicos”, “eruditos” y “expertos” para motivarse a promover una investigación rigurosa y especializada en estos lugares. Lo que era nuestro objetivo hace algunos años cuando propusimos un CENTRO DE INVESTIGACIÓN, INTERPRETACIÓN, Y EDUCACIÓN AMBIENTAL, en el Centro Turístico “KIM”, ubicado en un punto estratégico para comprender estas dinámicas hidrogeológicas.

Al presente: los daños son evidentes y siguen y suman, estos días le tocó a la laguna Tom Hackett, que se ha secado completamente en su sector sur.

La indiferencia de todos es peligrosa, incluso los anteriores avasalladores que permanentemente amenazan y realizan actos vandálicos en el lugar, afirman, que “Como las lagunas están secas” no existe los argumentos de que sean importantes para la recarga de nuestros acuíferos”.

En el Chaco Tarijeño, escuché una frase que en este caso considero oportuna. Decía que: “para seguir tomando mate, es necesario llenar el termo con agua”. Nosotros estamos jugando con el futuro de nuestra ciudad al impedir que el agua ingrese “A LLENAR NUESTRO TERMO” y por el contrario estamos provocando que ahora el agua tenga un nuevo curso: La ciudad de Santa Cruz.

Estamos convirtiendo la ciudad capital en una urbe totalmente insostenible, que se inunda ante cualquier lluvia, provocando daños, por los mismos caudales que deberían ser infiltrados y que a futuro deberíamos consumir, si el agua continuara en su dinámica histórica  y permitiéramos que siga su curso natural.

Ahora con nuestra acción estamos provocando que nuestra ciudad en un corto tiempo, pueda enfrentar situaciones críticas al generar riesgos de desastres naturales por inundaciones y con el consiguiente efecto de ver limitadas nuestras reservas y acceso futuro al elemento fundamental para la vida: “El Agua”.

¡Total…!, a criterio de muchos de nuestros líderes “LA METROPOLIZACIÓN AVANZA” y ya se tiene planificada una “NUEVA SANTA CRUZ”, sin cruceños molestos, que intenten defender o dignificar nuestro legado histórico o luchar por los ideales de una ciudad construida adobe por adobe o tabique a tabique, con sangre sudor y lágrimas por nuestros padres y abuelos.

Lic. Damián Vaca Céspedes
RED BIODIVERSIDAD
7 de abril de 2024.