“Lo que no conocemos!, …difícilmente lo vamos a valorar y en menor medida defender”

0
81

En los últimos años los cruceños hemos participado de luchas cívicas, con protestas, desfiles cívicos, huelgas, paros y otras acciones que demandaban la atención de las autoridades nacionales. En algunos casos se logró cierta apertura aunque “a medias”, pero que fueron vista por los cruceños como logros de sus esfuerzos.

Pero existen aspectos tan vitales, que permitirían a nuestros representantes: “pisar tierra”, tener un sólido cimiento de defensa, y este aspecto está muy relacionado a la “identidad”, el “patrimonio”, y los “legados patrimoniales”, aspectos que cuando se los menciona frente a los liderazgos regionales (lideres cívicos y políticos), los miran con indiferencia, mostrando su desconocimiento y escasa visión para establecer un referente de lucha, un elemento de apropiación social, que sea un orgullo para la sociedad y sea motivo para sumar voluntades y motivar una férrea defensa, sintiéndonos orgullosos de dichas herencias y convencidos de nuestra misión de “defender”, “preservar” y “resguardarlos” como el mayor regalo recibido por “LA TIERRA”, “NUESTROS ANCESTROS” y “NUESTRA HISTORIA REGIONAL”.

Sin embargo todavía estamos a tiempo, solo depende de una sola acción: “SACARNOS LAS VENDAS DE LOS OJOS” y dejar de mirar con indiferencia nuestra región, nuestro territorio, nuestros bosques, ríos y montañas, nuestras obras de ingeniería ancestral, nuestros templos y edificaciones pre coloniales,” pre incaicas” y de una antigüedad que se pierde en la restricciones temporales de la historia contemporánea.

Dejando de ser permisivos con el saqueo de patrimonios mineros y arqueológicos, destrucción de nuestros ecosistemas y expoliación de recursos de todo tipo.

Hoy grupos de “interculturales”, exigen derechos sobre las regiones del Oriente, ocupan y destruyen nuestros ecosistemas, con la complicidad del Gobierno y no solo eso. Están destruyendo un patrimonio expresado en un Monumental Sistema de Gestión Hídrica – Hidráulica herencia de los pueblos de la Llanura.

Dónde quedaron los Guarayos, Chiquitanos, Ayoreos, Guaraniés, Sirionós, Yuracarés, Yuquis y muchos otros, que han sido borrados como población con derechos a sus tierras ancestrales, simplemente por una posición política que intenta RE- construir un “supuesto milenario imperio incaico – quechua”, que nuestra ignorancia acepta y nuestro desconocimiento no nos permite comprender y ubicar apropiadamente en la historia.

Si fuésemos más aplicados y revisáramos la Historia, nos daríamos cuenta que dicho imperio solo surgió y se mantuvo por un ESCASO tiempo (un siglo) y movido por su ambición subyugó pueblos productivos que con anterioridad al “IMPERIO”, vivián generalmente en paz con lazos de confraternidad y trabajo conjunto, integrados desde Los Andes, Valles y la Llanura, y en esta armonía, construyeron obras de ingeniería, integrando una red continental de forma simbiótica con su entorno, su espacio y la “MADRE TIERRA”.

Esta Civilización Continental Americana logró convertir todo el continente en un jardín, de grandes beneficios en producción agrícola, edificaciones sorprendentes, canales que llegan a todos los rincones de la geografía sudamericana y lo más extraordinario, lograron una exquisita ingeniería del paisaje, matizando la funcionalidad, con la estética, la creatividad y la inspiración para transmitirnos mensajes a través del tiempo en monumentales geoglifos, que solo el tiempo y el avance tecnológico nos permitiría descubrir.

“LOS GRANDES GEOGLIFOS DE LA LLANURA SUDAMERICANA”, expresan una cosmovisión particular que pone en el tiempo presente: un legado espiritual que hoy nos posibilita comprender nuestra esencia como seres humanos, nos permitiría reencontrarnos en nuestros corazones y dejar de mirar hacia el cosmos como un horizonte por conquistar y enfocarnos en nuestra MADRE TIERRA, como nuestro mundo real, que tenemos que aprender a respetar, valorar y porque es lo mas cercano que tenemos y a pesar de nuestra ceguera e ingratitud, todavía espera de nuestro respeto y cambio de actitud que solo nos llevará a no destruir completamente este “macheteado” jardín y de esta forma extender nuestras existencias un poco más, si despertáramos un mínimo de conciencia.

Hoy este juego de dominación geopolítica que intenta imponer una cultura sobre todas las demás en nuestro país, ha recurrido a recursos económicos nada transparentes, para comprar a las buenas o por las malas las tierras del Oriente, o ser adquiridas por oscuras gestiones de dotación con apoyo del gobierno. Cuando los cruceños se den cuenta, no serán dueños de “NADA” y la dominación geopolítica se habrá consolidado.

Es tan difícil entender esta tramoya política?

La única forma de que se puede mantener el derecho hacia la tierra y el territorio en manos de los verdaderos pueblos originarios es su declaración patrimonial y como legado ancestral de los pueblos, donde la puesta en valor de estas obras de ingeniería, de los geoglifos, de canales, microcanales, templos, cerros, lagos y lagunas sagradas constituye un patrimonio que debe ser preservado porque permitirá REESCRIBIR LA HISTORIA CONTINENTAL AMERICANA.

Y no es propiedad de un grupo de manipuladores políticos ambiciosos, e intereses económicos externos. Sino que constituye una herencia de TODOS LOS PUEBLOS AMERICANOS.

Lic. Damián Vaca Céspedes

2 de Agosto de 2022