AVASALLAMIENTO DE PREDIOS, CON LA COMPLICIDAD DE POLICÍAS Y FISCALES.

0
130
El pasado 4 de enero del 2022, el predio “Villa Roca”, de propiedad de la familia KIM ROJAS, fue tomado por avasalladores, a pesar de que cumple la función productiva agropecuaria, donde la familia Kim Rojas, desde hace más de treinta años ha desarrollado actividades de ganadería de bovinos y ovinos, siembra de maíz y pastizales. Pero fundamentalmente conservando áreas de bosques primarios, donde se mantienen intactos no solamente la cobertura de bosques sino que se encuentra integrado a un sistema de gestión hídrica, todavía en funcionamiento, a pesar de que toda la región circundante ha sido deforestada en su integridad.
Este predio (Villa Roca) en la única reserva que permite comprender y tener como referencia, parámetros para poder realizar futuras auditorias ambientales en base a estos lugares, mantenidos gracias a la visión de preservación de nuestros patrimonios naturales por parte de la mencionada familia.
El abuso de los avasalladores, respaldado de fiscales y policías, que responden a los intereses de los grandes mercaderes de la tierra en la llanura cruceña, pone en riesgo no solamente estas referencias patrimoniales naturales, sino que las acciones apuntan a un dominio económico y político, basado en el despojo de los bienes a los habitantes de las regiones del Oriente Boliviano.
Las denuncias por parte los afectados, caen en saco roto, por la indiferencia de la población y la escasa cobertura que brindan los medios para poder difundir estos atropellos. Las diligencias jurídicas, no salen a la luz pública y ello permite que abogados actúen de forma desleal y un sistema corrupto tanto jurídico como policial se presta en muchos casos a defender y apoyar estas acciones a todas luces ilegales.
Ahora nos encontramos ante la falta de productos en el mercado, como es el caso de la escasez maíz y la denuncia del gobierno hacia los productores, amenazando con revertir sus tierras, pero estos actos no son visibles, donde los antisociales, limitan la continuidad productiva y tanto la policía y el sistema jurídico se prestan para estas tomas ilegales de propiedades.
Las victimas, se encuentran indefensas ante la situación política que beneficia los actos de corrupción y por el contrario persigue a quienes se atreven a denunciar todas estas irregularidades.
La presente denuncia realizada por la familia KIM ROJAS, es una de las muchas llamadas de atención para todos los cruceños, ante el riesgo de despojo de los bienes a pesar de que durante años ha llevado a las familias cruceñas a luchar y trabajar para construir sus objetivos familiares, en relación a la tierra que los vincula con su espacio familiar, cultural y regional.