“ACUÍFEROS”: Lo que debemos conocer para defender el agua de Santa Cruz De La Sierra y comunidades aledañas

139

(Parte 1)

En el mes de noviembre de 2023, la G.I.Z., (Cooperación Alemana), entregó y presentó el informe final, sobre el estudio realizado en la región de la llanura cruceña, a fin de poder determinar la ubicación y los riesgos que experimentan las zonas de infiltración preferencial para la recarga de los acuíferos para la ciudad de Santa Cruz, mismos que alimentan estas reservas de aguas subterráneas desde donde la ciudad de  Santa Cruz de la Sierra y comunidades aledañas, se abastecen de agua a través del servicio de cooperativas, que llevan este líquido hasta nuestros hogares.

Con el título “Determinación del origen y la dinámica del agua subterránea en la región metropolitana de Santa Cruz utilizando isótopos ambientales”, este informe estuvo a cargo del Ing. M.Sc. Carlos A. Góngora V. (GIZ/PERIAGUA) y del Dr. Ronald C. Pasig (GIZ/PERIAGUA).

Asimismo, las Interpretaciones isotópicas estuvieron a cargo del Prof. Dr. Mebus Geyh (experto internacional).

En este informe se hace mención a las:

“Agua subterránea de Circulación Local. Un tipo de agua subterránea, que ha sido identificada y que circula por debajo el área metropolitana de Santa Cruz.

Son aguas que se infiltran en zonas próximas a la ciudad y a una altura sobre el nivel del mar muy similar a la que tiene la mancha urbana.

Con los resultados de las edades del 14C (Carbono 14) del agua subterránea, se ha logrado identificar que la Circulación Local de agua subterránea, presenta un aumento progresivo en su edad, iniciando con edades “jóvenes”, por debajo de los 60 años en el extremo Sur-Oeste. en una franja que abarca la zona de Terebinto, Las Cruces, Porongo, km 6, 9 y 12 de la Doble Vía a La Guardia, llegando hasta las Lomas de arena del Palmar, desde donde el agua va aumentando su edad de forma progresiva – en el sentido del flujo subterráneo – llegando a un valor máximo de 2.800 años en el extremo Nor-Este”.  (Cit. Pag. 32).

En el año 2017, la RED BIODIVERSIDAD, a través de un estudio realizado. analizando la hidrogeología regional, interpretando los procesos en superficie (EPIROGÉNESIS SUDAMERICANA. La Formación del Cono Tectónico Continental en Sudamérica. Autor: Lic. Damián Vaca Céspedes: 2017), se logró identificar una zona con la presencia de un fenómeno geológico particular. Una antigua fisura volcánica, ubicada exactamente en el lugar mencionado el presente año por el estudio de la GIZ (2023), como zona preferencial de infiltración para las Aguas Subterráneas de Circulación Local.

Esta zona fue identificada por la RED BIODIVERSIDAD en el año 2017, debido a la presencia de gran cantidad de escorias vesiculares basálticas, que evidencian un pasado de actividad volcánica, así como también en nuestro estudio, hicimos un seguimiento de fenómenos particulares que son recurrentes en lugares donde se presentan inestabilidad geológica, dando como resultado una alerta a nuestras instituciones de posibles sismos que podrían ocurrir en la región y particularmente todos relacionados a dicha fisura volcánica.

Estas alertas se hicieron realidad meses después, con una serie de cerca de cuarenta sismos, experimentados en zonas aledañas a Santa Cruz entre Julio de 2019 y Julio de 2020  y todos ellos en función del Cono Tectónico Continental Sudamericano, descrito en nuestra teoría y fundamentalmente en esta zona particular ubicada entre Terebinto, Las Cruces, Porongo, Km 9 y 12 Carretera Antigua a Cochabamba, Palmasola, El Parque Regional Lomas de Arena hasta el sector de Basilio.

Con ello podemos interpretar y evidenciar que:

El agua que se infiltra en esta zona preferencial, proviene fundamentalmente de las escorrentías superficiales, que llegan hasta esta zona con las condiciones geológicas para recibir y profundizar los flujos superficiales de forma directa hacia los acuíferos profundos, debido a las características del terreno.

Por otro lado, la presencia de fallas geológicas debido a la confluencia y choque de placas tectónicas, estarían provocando los sismos periódicos en la zona. Esto establece el lugar como punto preferencial de infiltración, desde donde nuestra ciudad se abastece, considerando que son aguas jóvenes, fundamentalmente se infiltran en cortos períodos y no proceden de acuíferos con recargas lejanas.

Esto debería despertar varias alertas: Deberíamos cuidar al extremo, las zonas preferenciales de infiltración directa, así como los drenajes superficiales integrados por ríos, arroyos, manantiales, quebradas y lagunas de regulación hídrica. Mismos que están siendo alterados y destruidos permanentemente por una mala interpretación de nuestros procesos hidrogeológicos regionales, que nos llevan a devastar zonas de alta sensibilidad ambiental, poniendo en riesgo la conservación de estos espacios vitales para nuestros procesos hidrológicos.

Pero fundamentalmente deberíamos defender:

1.- CABECERAS DE CUENCAS.- Las zonas altas de las montañas, desde donde el agua es capturada por la vegetación desde el aire húmedo y la lluvia y luego descienden por nuestras líneas de drenajes naturales, aportando a los ríos que llevan el agua hasta estas zonas de infiltración preferencial.

2.- NUESTROS RÍOS.-  Que integran cuencas regionales como el Río Piraí , Río Grande y el Río Surutú y fundamentalmente las microcuencas que aportan con sus aguas a estos ríos principales, entre ellos: El río Güendá, Espejos, Moreno, Cuchi, Chaaco, en la zona de infiltración norte y El Río El Pantano, Blanco, Choré Chore y Río Peji entre otros.

3.- Debemos Cuidar nuestras LAGUNAS COMO REGULADORES HÍDRICOS Y COMO LÍNEAS DE CONECTIVIDAD, entre las zonas potenciales: UCPN Lomas de Arena. UCPN Guendá Urubó, considerando como zona de mayor importancia el sector Este, declarado hasta el presente como zona de Amortiguamiento.

Con estas evidencias, nuestras áreas protegidas con declaratoria como Unidades de Conservación del Patrimonio Natural, deben ser defendidas por todo el pueblo cruceño, como vital para el futuro de nuestras ciudades y poblaciones y el reto adicional es recuperar las zonas que hasta el presente están siendo intervenidas irresponsablemente, incluso por la administración pública que intenta desconocer su valor y función para el futuro de todos.

Lic. Damián Vaca Céspedes
RED BIODIVERSIDAD
28 de Diciembre de 2023