Riesgos en la zona de infiltración de los acuíferos de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra

61

Daños ambientales en la cuenca del Río Blanco.

El pasado viernes 31 de mayo, se sostuvo una reunión con el equipo de la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz. En dicha mesa técnica se analizó el tema de la “PAUSA AMBIENTAL ADMINISTRATIVA”, promulgada por nuestro Gobierno Departamental en el mes de diciembre de 2022, como respuesta ante los avasallamientos que tuvieron lugar entre octubre, noviembre y diciembre en una zona sensible ambientalmente (Palmasola). Zona sur de infiltración para alimentar los acuíferos profundos de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, línea de conectividad entre la UCPN Güendá Urubó y el Parque Regional Lomas de Arenas.

Recordemos que dicha pausa promulgada en diciembre de 2022, se cumplió luego del año establecido: en el mes de diciembre de 2023, sin que se haya presentado por parte de la Gobernación de Santa Cruz, un informe técnico, ni se haya procedido a la remediación de las zonas afectadas y tampoco se haya socializado o informado sobre acciones legales correspondientes en contra de los infractores de estos delitos ambientales.

Esto llevó a la ampliación de la Pausa Ambiental Administrativa por seis meses, período que está a punto de cumplirse el próximo 6 de junio de 2024. Pero a pesar del tiempo transcurrido, no se tiene una respuesta efectiva por parte del Organismo Sectorial Competente de nuestro departamento, ni de sus procesos por hacer cumplir dicha Pausa Ambiental, promulgada en las fechas antes mencionadas.

El lunes 3 de junio de 2024 se realiza una nueva inspección de la zona, con técnicos de la Gobernación, “nuevos” en el seguimiento de este tema, lo que nos lleva al punto inicial: volver a evaluar los daños causados por las agresiones sobre el polígono determinado como zona de pausa, pero que las acciones de avasalladores e infractores dentro de esta zona sensible ambientalmente, han continuado con sus actividades de forma permanente, sin que ninguna autoridad competente, pueda poner un alto a este tipo de agresiones, que pone en riesgo el futuro de más de tres millones de habitantes de la ciudad capital, considerando la importancia de disponer del agua en nuestros hogares para el consumo, así como todos los servicios que este liquido fundamental para la vida nos proporciona, a cada una de las familia que vivimos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y zonas aledañas.

Uno de los daños ambientales, constituye las actividades del Municipio de Santa Cruz para construir una vía supuestamente asfaltada que llegue hasta la línea que comprende el polígono de Pausa Ambiental,  desde la Refinería del Palmasola hacia el Acceso del Centro Turístico “KIM”. En este proyecto, se ve afectado el curso natural del Rio Blanco.

El mencionado río, según antiguos informes documentales  sobre esta Cuenca: las propiedades ubicadas en este sector a fines del Siglo XIX y principios del Siglo XX, mencionan el Río Blanco como referencia principal a los límites jurisdiccionales entre La Guardia y Santa Cruz. Así como su presencia evidente como cuerpo de agua superficial.

Lamentablemente al presente, el mencionado río, solo presenta agua y sus caudales son visibles durante épocas de lluvia, pero con solo una vista aérea podemos identificar el curso de su  cuenca, que se conserva como escorrentía superficial en épocas de precipitaciones pluviales, teniendo en su curso lagunas reguladoras de caudales, así como humedales, que contribuyen a la infiltración de sus aguas.

El curso del Río Blanco, confluye con las aguas que provienen desde la zona de rebalse de la laguna Aguas Claras, las mismas que son alimentadas por el corredor  de  lagunas: La Garzas, Tom Hackett, El Encanto y Aguas Claras y a través de un canal natural de drenaje, llevan estos flujos para alimentar la laguna Palmira. Los que luego se prolongan a través del río El Pantano hacia el Parque Regional Lomas de Arenas.

Lamentablemente el curso del Río Blanco se incluyó en el polígono de la Pausa Ambiental, sólo en la zona norte del corredor. Lugar que no había sido alterado por el avance urbanístico y se dejó un tramo sin protección, el cual al ser excluido del polígono correspondiente, coincidentemente fue aprovechado para establecer un terreno para facilidades de servicios técnicos  de apoyo a las actividades de construcción de la Planta de Biodiesel de la Refinería de Palmasola.

El Municipio Cruceño en el mes de mayo realizó la intervención de esta zona desprotegida por la Pausa Ambiental y procedió a realizar obras para una vía de acceso, supuestamente pavimentada, hasta el punto donde se encuentra el límite del polígono de Pausa Ambiental, llegando no solo a afectar los flujos naturales de los cursos de aguas, sino a intervenir y rellenar el sector principal de los drenajes del río Blanco.

En este sentido: un aspecto importante a considerar: …Un río no debería estar protegido por una pausa ambiental, sino que técnicamente de acuerdo a  ley y normativas ambientales constituye una falta grave la intervención de cuerpos de aguas y en este caso una cuenca importante, que aporta sus aguas al sistema de infiltración de nuestros acuíferos regionales.

Con esta acción el Municipio de Santa Cruz, ha procedido a bloquear todas las escorrentías y meandros del Río Blanco.

Lic. Damián Vaca Céspedes
RED BIODIVERSIDAD
3 de Junio de 2024.