Tarija en alerta por explosión de dique de alta contaminación minera en el Pilcomayo

0
571

Un dique de residuos mineros altamente tóxicos colapsó ayer en la localidad de Canutillos, Potosí-Bolivia. Los líquidos contaminantes se vertieron en un arroyo que desemboca en el río Pilcomayo, mismo que cruza parte de Paraguay, Argentina y Bolivia.  Dentro de Bolivia la contaminación podría afectar a tres regiones, tales como Potosí, Chuquisaca y Tarija.  

Tras saber esta noticia ayer El País se comunicó con el secretario de Medioambiente de la Gobernación de Tarija, Mario Gareca, quien al conocer el hecho anunció que el tema será tratado el lunes en reunión de gabinete.  Añadió también que se definirá enviar una comisión al lugar.
Empero, más allá de esto, las autoridades tarijeñas coincidieron en tres puntos fundamentales: verificar de manera presencial el grado de contaminación, solicitar a la empresa minera el resarcimiento de daños y asumir acciones ambientales y legales contra la empresa.

La causante del problema
La explosión fue ocasionada por la Empresa Minera Santiago Apóstol en la localidad potosina de Canutillos, municipio de Tacobamba, y esto ahora pone en peligro a centenares de habitantes de Potosí, Chuquisaca y Tarija.  
El fiscal de la  provincia “Cornelio Saavedra”, José Luis Ríos, informó que personalmente recogió las pruebas de los residuos liberados. “Ni la empresa minera ni el mismo dique cumplían con las normas ambientales, ni siquiera el dique contaba con la geomembrana, por lo que se inició un proceso de investigación de oficio, por tratarse de un delito público y medioambiental”, afirmó.
De esta manera, el representante del Ministerio Público realizó el “registro del hecho” y recolectó evidencias de imágenes del daño ambiental que pone en peligro no sólo a los peces y plantas, sino también a centenares de familias que habitan en las inmediaciones del río Pilcomayo.
De acuerdo con el reporte de la Red Potosina de Comunicación, el ingenio minero trabaja desde hace muchos años explotando plomo, plata y zinc.

Se desconocen las
causas del colapso
El fiscal Ríos indicó que “se ha tomado la determinación de que la empresa minera no continúe la actividad y se determinó la paralización del ingenio”, mismo que procesa complejos mineros de plomo, plata y zinc. Además, se ordenó “la apertura de un proceso de oficio ya que se trata de un delito de orden público”, indicó.
Explicó finalmente que aún no se pudieron establecer las causas precisas de la rotura del dique, ni cuánto residuo minero se escurrió hacia el Pilcomayo.
Entretanto, el Ministerio de Minería y la estatal Corporación Minera de Bolivia informaron por separado que “se está evaluando la rotura del dique y el daño ambiental que se habría provocado”.

Tarija en alerta por
explosión de dique
Hasta las ocho de la noche de ayer, las autoridades tarijeñas aún no conocían la dimensión exacta del problema. Así en la Gobernación el secretario de Medioambiente, Mario Gareca, dijo que el conflicto se analizará en reunión del gabinete del día lunes.  
Agregó también que se efectuará un análisis del nivel de contaminación para determinar las acciones a tomar; sumado a esto solicitarán a la misma empresa causante de la contaminación “iniciar la descontaminación total de la zona”.
“Nos preocupa en grande esta situación y a consecuencia de este hecho, ya hemos conversado y el día lunes en gabinete vamos a tocar este tema para ver las posibles acciones que tendríamos que tomar”, informó Gareca.
Añadió que, luego del análisis, en caso de encontrar altos índices de contaminación en la franja del río Pilcomayo de Tarija se asumirán medidas ambientales y legales. Explicó que si estos componentes contaminantes llegarían a estar presentes en las aguas que corren por Tarija, afectarán de forma inmediata a todo el entorno del río y especialmente a la producción piscícola.
Sin embargo, Gareca, resaltó que  también podría ser afectada el agua de riego, debido a que gran cantidad se saca del Pilcomayo.
Sobre el tema, el secretario Ejecutivo de la Gobernación, Roberto Ruiz, dijo que como gobierno departamental se solidarizan también con las gobernaciones de Potosí y Chuquisaca que ya están tomando acciones sobre el caso.
“Lo que estoy seguro es que los tres departamentos nos tenemos que unir para hacer acciones conjuntas y determinar qué sanciones le damos a las empresas que están haciendo este desastre. Además deben hacerse cargo de la descontaminación del río  y también vamos a tomar nuestras propias acciones de forma individual”, explicó Ruiz.
Entretanto, el presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Legislativa Departamental (ALDT), Justino Zambrana, manifestó que se encuentran preocupados y en alerta por el problema. Añadió que están a la espera de conformar una comisión que verifique “in situ” la explosión y los daños que esto podría generar al Departamento.
De esta manera, Zambrana, aseguró que su comisión solicitará al pleno y a la directiva de la Asamblea el permiso correspondiente para iniciar acciones de investigación y análisis de las aguas del Pilcomayo.
“Vamos a hacer una verificación e inspección ocular directamente en el área del hecho para realizar la denuncia correspondiente ante el Ministerio de Medio Ambiente, buscando que las empresas puedan resarcir los daños ambientales ocurridos por el mal tratamiento en sus desechos”, indicó Zambrana.
Para este fin, la comisión de pueblos indígenas, con la participación de todos sus miembros, organizarán un viaje, tras el cual observarán de forma física la realidad de la región donde ocurrió el hecho y corroborarán de forma personal cuál es la actividad minera que se desarrolla en esa zona.
“Los parlamentarios nacionales nunca realizaron algún tipo de inspección a estas zonas y nosotros lo vamos a hacer porque esto afecta directamente a todos los pueblos indígenas  y a la gente que vive a orillas del río Pilcomayo”, aseguró Zambrana.
Las autoridades consultadas aseguraron que este viaje se realizará dentro de los primeros días de la próxima semana y una vez concluida la observación al lugar de los hechos, también se ausentarán a Villa Montes con técnicos especializados, para medir el grado de contaminación mediante un estudio de las aguas del Pilcomayo.

 

Datos

El Pilcomayo nace en Oruro y atraviesa por más de 2.000 kilómetros. En el recorrido, en especial en el Chaco boliviano, miles de familias se alimentan del sábalo que se reproduce en el afluente, en constante contaminación y decrecimiento.

 

Antecedentes de la catástrofe

En mayo de 2011, los pobladores de la ribera del río Pilcomayo, limítrofe entre los departamentos de Chuquisaca, Potosí y Tarija, ya advirtieron del colapso de los diques de colas construidos para contener el vertido de desechos tóxicos provenientes de la actividad minera en zonas aledañas a la ciudad Villa Imperial.
El colapso de los diques de contención y filtrado, que fueron construidos hace años, provocaría un efecto “catastrófico” en decenas de comunidades agrícolas, ubicadas en las inmediaciones de la cuenca del Pilcomayo, agrega el fiscal de la  provincia Cornelio Saavedra.
En junio de 2013, el Ejecutivo y el gobierno regional de Tarija conocieron que el río Pilcomayo está herido y que la actividad pesquera es una de las principales víctimas y, por ende, quienes viven en su zona de influencia son los que más están pagando las consecuencias, informó El Deber.
La nota señala que el río Pilcomayo se seca cinco kilómetros por año y la pesca bajó en un 92 por ciento. Se concluye que la mano del hombre y los fenómenos naturales transformaron parte del río en un desierto, donde más de 12.000 indígenas de 120 comunidades y 40.000 habitantes de Villa Montes ya sufren el drama.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí